miércoles, 1 de septiembre de 2010

Clave Alta

¿En qué consiste exactamente la clave alta, cuando y con qué tipo de fotografías se suele o es recomendable utilizar esta técnica?

Una iluminación controlada y una exposición correcta pero buscando un histograma derecheado (sobre expuesto) que permite ver los detalles en las zonas más iluminadas, y ver las sombras de tal manera que se sitúen en los medios tonos.
El hecho de exponer bien nuestras fotografías y un histograma con una gama tonal completa sin ninguna luz quemada es lo que permite de forzar las luces en el post proceso.

Para hacer este tipo de foto sera esencial buscar un encuadre que tenga un fondo claro uniforme y desenfocado si posible, una fuente de luz no fuerte e indirecta, es aconsejable que sea rebotada o tamizada, en luz natural el amanecer o el atardecer dan unos muy buenos resultados.

Este tutorial os explicara como conseguir de forma sencilla una clave alta en blanco y negro con la opción de añadirle un virado color al final del proceso.

Abrir el archivo RAW para revelarlo y después abrirlo con Photoshop. Si nuestro archivo es JPG, directamente abrirlo con Photoshop.


Duplicar la capa fondo y fusionarla con el modo superponer al 100% de opacidad y relleno.
La imagen adquiere un mayor contraste y luminosidad.





Convertir la imagen a blanco y negro, utilizando este método:
En IMAGEN > MODO > COLOR LAB, y después dirigirse a la paleta de canales y seleccionar el canal luminosidad.


Convertir este canal luminosidad a escala de grises. IMAGEN / MODO / ESCALA DE GRISES. El photoshop os preguntará si queréis acoplar las capas y le decimos que sí.


La fotografía esta en blanco y negro, ahora toca trabajar directamente sus curvas e histograma para conseguir el efecto «clave alta».

Añadir una capa de curvas y visualizar con la opción «pre visualizar» como reacciona la manipulación de la curva según la vamos modificando. Lo que se busca es levantar las luces sin dejar zonas totalmente quemadas o desiertas de información en nuestra fotografía.


Si hay zonas que no queremos perder los detalles o la información que han podido quedar excesivamente iluminadas, nos queda la posibilidad de pintar en ellas sobre la capa de curvas recién aplicada con la ayuda de una mascara de capa, con un pincel difuminado y muy suave.


Al pintar sobre la máscara de capa de la capa curvas con un pincel suave al 30% de opacidad y el 40% de flujo, se recupera la información que interesa en zonas donde se había perdido contraste o textura.
Pasar el pincel cuantas veces hasta conseguir el efecto deseado.

Aplicar una capa de niveles para trabajar los grises intermedios y distribuirlos correctamente a través de toda la gama tonal de la imagen.


Fundamentalmente mover la flecha que corresponde a los valores intermedios del histograma y también matizar los valores de salida ligeramente.
Igual que con la capa de curvas, en esta se puede pintar con pinceles en las zonas donde los negros y las sombras se nos hayan podido empastar y perder detalles con la ayuda de una mascara de capa.

La base esta preparada, acabar con una máscara de enfoque y un filtro de reducción de ruido si es conveniente.


En los post procesos de clave alta es fácil añadir un tipo de virado con la ayuda de una capa de color uniforme. Para ello devolver la imagen a RBG mediante el comando IMAGEN > MODO > COLOR RBG. Photoshop nos preguntará si queremos acoplar ahora las capas y le diremos que sí.

IMAGEN / NUEVA CAPA DE RELLENO / COLOR UNIFORME. Entrar el color que se desea. Poner una opacidad de 10 a 30% y cambiar el modo de fusión si necesario.

Resultado final sin virado

2 comentarios:

Ducky dijo...

Otro del que tomo buena nota!

Jorge Ramiro dijo...

Me gusta disfrutar de la fotografía y por eso cada vez que puedo salir de mi casa, siempre me llevo mi cámara para capturar los momentos. Hace poco que fui a fravega para comprar nuevas cámaras y pude obtener promociones buenísimas para ampliar mi cantidad de cámaras